Alertas/Campañas acción/Latinoamérica/Lectura

‘La Desafección de los Jóvenes por la Ciencia y la Tecnología : Una Tendencia Peligrosa’

Escrito por:

Dr. Orlando Hall Rose

UNESCO

TALENTO NIÑOS

1. Introduccíon

En los Congresos Mundial para el Talento de la Niñez es muy importante porque se realiza precisamente en un momento en que la comunidad mundial está muy preocupada por la situación actual de la juventud y su futuro. Uno de los campos de mayor preocupación en este sentido, es precisamente el de la ciencia y la tecnología. En efecto, a pesar de que la ciencia y la tecnología son instrumentos claves para el desarrollo de cualquier país, se ha notado una creciente desafección en los jóvenes por estas áreas, especialmente durante los últimos 30 años.

En esta presentación trataré de hacer un breve análisis del fenómeno, sus causas y consecuencias, así como algunas propuestas de solución.

2. ¿ Cuál es el panorama actual?

El mundo entero reconoce que uno de los factores claves que distingue al siglo XX de toda la historia previa de la humanidad es el avance sin precedentes de la ciencia y la tecnología.

Especialmente en las últimas décadas, los avances en diferentes áreas de la ciencia y la tecnología ha tenido un profundo impacto sobre la calidad de vida de la mayor parte de la población humana, generando como consecuencia cambios en diferentes sentidos. Es por eso que en la actualidad no hay ninguno duda de que el desarrollo socio-económico y cultural del mundo es muy dependiente de los logros y aplicaciones de la ciencia y la tecnología.

En el contexto de un desarrollo sostenible, ninguna sociedad moderna es concebible o imaginable sin el apoyo de la ciencia y la tecnología.. Así, la mayoría de los países, desarrollados y en desarrollo, asignan gran importancia a estas ramas como medios efectivos para su desarrollo. Sin embargo, por diferentes razones, muchos países todavía tienen poco o ningún acceso a los beneficios del progreso de la ciencia y la tecnología. Al mismo tiempo una gran cantidad de individuos están sub-representados o excluidos de las áreas de estudio, de carreras o de empleos en ciencia y tecnología, especialmente en las zonas rurales de los países en vías de desarrollo.

3. ¿ Cuál es la valor de un científico y tecnólogo?

Los científicos y tecnólogos son los responsables de todo el proceso de innovaciones y avances en ciencia y tecnología. Con el apoyo de aparatos e instrumentos creados y desarrollados por ellos mismos, constituyen los artífices de avances socio-económicos y ambientales tales como el desarrollo de la industria y el comercio, el suministro de energía y agua potable, mejoramiento de la salud, saneamiento ambiental, incremento en la producción de alimentos, desarrollo de la tecnología de la comunicación, desarrollo de los medios y vías de transporte, etc.

Tambíen son campeones en el campo de la investigación. Gracias a ellos, los avances y progresos en campos como la medicina, la biotecnología, la agricultura, las ciencias del espacio y las ciencias ambientales son indiscutibles. En este aspecto, las universidades e instituciones de investigación se disputan la opción de tener a los mejores científicos y tecnólogos, porque la competencia internacional les obliga a desarrollar investigaciones de alta calidad para mantener un status respetable en el concierto mundial.

En resumen, el trabajo del científico y tecnólogo tiene relación directa con el bienestar humano y ambiental. Influyen crecientemente sobre las fuentes de poder político y socio-económico. En la actualidad, muchísimos gobiernos toman decisiones relativas al desarrollo basadas en resultados de investigaciones científicas y tecnológicas o en consulta con científicos y tecnólogos. Así mismo, el acercamiento entre científicos y tecnólogos con los gobiernos tiende a fortalecerse cada día y, buena parte de los proyectos científico-tecnológicos ligados al desarrollo recibe apoyo logístico y financiero estatal (Mayor y Ferrarotti, 1995). Es por eso que por ejemplo entre los países europeos los resultados de las encuestas del Eurobarómetro Europeo revelan que los médicos, científicos y tecnólogos gozan de una mayor estima que los abogados, hombres de negocio, periodistas y políticos (EU 2001).

4. ¿Por qué esa desafección por la ciencia y la tecnología ?

Si estamos de acuerdo en que el mundo actual es altamente dependiente de los avances y aplicaciones de la ciencia y la tecnología y que los científicos y tecnólogos son los artífices de todo esto, resulta difícil entender por qué hay un creciente desinterés en los jóvenes por estos campos.

Desde la perspectiva de las ciencias naturales, todo ser humano, sea cual sea el sexo, presenta prácticamente el mismo tipo de comportamiento durante la niñez. Es decir :

• Es observador

• Le atrae la dinàmica de las cosas

• Es curioso

• Le gusta indagar

• Le gusta hacer preguntas

• Le gusta manipular objetos

• Es creativo

• Siempre quiere saber la verdad.

• Etc…

Todas estas cualidades son manifestaciones de un deseo de saber más y entender mejor su entorno.

Es precisamente el periodo más propicio para descubrir sus capacidades científicas y tecnológicas y ayudarles a desarrollarlas. Esa cualidad de expresar sus capacidades científicas y tecnológicas es lo que entendemos por “talento científico-tecnológico”.

Todos los niños y niñas tienen un potencial de talento científico y tecnológico desde que nacen. Son científicos y tecnólogos en potencia. Esto es una cualidad propia de todo ser humano.

Además, el niño crece viendo las distintas manifestaciones de la ciencia y tecnología todos los días. Entonces, ¿ a qué se debe la desafección ?

Sin dudas, se trata de un fenómeno que tiene raíces socio-económicas, culturales y psicológicas bastante complicadas (Sjoberg 2003). Existen tanto razones generales comunes a casi todos los países como razones específicas para cada país. La mayoría de estas se achacan a los sistemas de educación formal, pero tambíen existen razones que escapan del contexto educativo.

Recabando conclusiones de la comunidad científica y educativa internacional externadas en conferencias como las de Budapest 1999 sobre ciencias, Dakar 2000, Jinebra 2004 sobre educación y Paris 2003 y Barcelona 2004 sobre juventud, pareciera que las razones generales más comunes se pueden resumir como sigue :

I. En relación con la educación

I.1 Problema de complejidad

Las materias o disciplinas directamente relacionadas con la ciencia y la tecnología como la Física, Química, Biología, Tecnología, Matemáticas, etc, se presentan y desarrollan como entes complejos, desconectados entre si y más orientados hacia el aprendizaje de conceptos y procesos generalmente más abstractos que palpables. Prevalece el aprender por aprender y el aprender para el examen; y no el aprender para la vida cotidiana.

I.2 Problema de relevancia

En la mayoría de los casos, existe poca o ninguna relación entre las materias científicas y tecnológicas con los intereses y expectativas de los alumnos. La conexión con aspectos sociales, económicos, culturales, ambientales, políticos, etc, de la vida cotidiana es débil o ausente. Los contenidos curriculares son prácticamente impuestos, por lo que el alumno tiene poca o ninguna oportunidad de participar en la planificación de su propia formación.

I.3 Problema metodológico

Prevalece el clásico sistema “Transmisor – Receptor pasivo”, con métodos de enseñanza aprendizaje muy teóricos, memorísticos, poco activos o participativos e inflexibles; los cuales, lejos de motivar y estimular al alumno, lo aburren, lo desmotivan y liquidan su creatividad e interés por la ciencia y la tecnología.

I.4 Problema socio-económico

La preparación para vivir exitosamente en la sociedad y para el mundo del trabajo es débil o ausente. El alumno de años superiores llega a comprender que se estudia demasiado quizá para llegar a ganar poco status y dinero en la sociedad.

II. Respecto a la sociedad

II.1 Problema de élite

Muchos jóvenes miran al mundo científico y tecnológico como algo fuera de alcance e impenetrable, reservada sólo para la gente superdotada y de la clase alta. Por lo tanto, aunque tengan el talento o vocación, muchos jóvenes, influenciados por este mito, no optan por estudios ni carreras científicas y tecnológicas.

II.2 Problema de referencias ejemplares

Vivimos en un mundo de celebridades, de ricos y famosos en campos como el arte, el deporte, la política y el negocio. Los medios de comunicación colectiva nos bombardean con noticias sobre sus vidas y sus ganancias millonarias casi todos los días. Estos, en su mayoría, no tuvieron que estudiar mucha Física, Química, Biología y Matemáticas, ni hacer una carrera científica o tecnológica. Esto hace soñar a los jóvenes y aún a los adultos.

Al contrario, noticias sobre celebridades ricos o famosos contemporáneos en ciencia y tecnología son casi inexistentes; aunque sabemos que existen grandes científicos o tecnólogos de nuestra época. Pero ni sus nombres ni sus obras tienen gran divulgación en la sociedad. Ni siquiera el Premio Nobel en Ciencias tiene una amplia divulgación. Y si volvemos la memoria hacia el pasado, nombres como Albert Einstein, Isaac Newton, Robert Hook, Luis Pasteur, Gregorio Mendel, Marie Curie, Thomas Jefferson, Carlos Darwin, etc, ya casi no se mencionan. Por lo tanto, son prácticamente desconocidos por nuestros jóvenes y no constituyen referencias ni ejemplos para la inspiración científica y tecnológica.

No obstante, en algunos países encontramos situaciones contradictorias. Por ejemplo, es sabido que en algunos la gente joven es muy propensa a utilizar las nuevas tecnologías. Sin embargo, paradójicamente los países que tienen mayores problemas respecto al bajo interés y bajo enrolamiento de jóvenes en carreras científicas y tecnológicas son precisamente aquellos en donde hay mayor uso de nuevas tecnologías como los teléfonos celulares, computadoras, juegos electrónicos e internet por parte de los jóvenes (Sjoberg 2003). La conclusión es que pareciera que al joven sí le atrae las nuevas tecnologías y le encanta utilizarlas. Pero lo que no le gusta es estudiar las disciplinas o materias que las sustentan : la física, química, informática, matemáticas, etc; quizá por las razones antes descritas, entre otras.

5. ¿ Por qué esa preocupación por la desafección?

Según la Organización de las Naciones Unidas, se considera como joven a toda persona que se encuentra entre 10 y 24 años de edad. Pues bien, se estima que en la actualidad la mitad de la población mundial está constituida por menores de 25 años de edad. Quiere decir que estamos en presencia de la más grande generación de jóvenes de la historia. Más de 1 billón de personas se encuentran entre las edades de 12 y 20 años; y en el año 2020 el 87% de la gente joven estará viviendo en los países en vías de desarrollo, en los cuales ya se encuentra la mayor parte de la población mundial (UNESCO 2004).

Las estadísticas indican que el ingreso de jóvenes a la enseñanza secundaria se ha incrementado del 56% al 75% en los últimos 50 años. Sin embargo, todavía hay millones de jóvenes, especialmente del Sur, que a pesar de haber concluido la primaria, no tienen la oportunidad de continuar sus estudios ni de poder hacer algo para subsistir (UNESCO 2004).

Por otra parte, el 94% de los científicos actuales viven en el mundo desarrollado. Así, a pesar de que el 77% de la población se encuentra en el mundo en desarrollo, en este sólo se encuentra el 6% de los científicos del mundo y, entre estos, sólo el 1% se encuentra en América Latina y el Caribe.

Si esta es la tendencia mundial, es preciso asegurar que entre esa inmensa población joven del futuro hayan suficientes científicos y tecnólogos, no sólo para reponer el déficit especialmente en los países en desarrollo, sino para garantizar el desarrollo pleno de la ciencia y la tecnología y sus aplicaciones en el mundo del futuro. Esa es la preocupación. Cómo tratar esta situación es, sin dudas, uno de los grandes desafíos del mundo actual. Y aquí es donde la educación en ciencia y tecnología, así como la alfabetización en este campo tiene un rol clave a jugar.

6. ¿ Qué recomienda la comunidad internacional?

Ya la Declaración Mundial sobre Educación para Todos (Jomtien 1991), había recalcado que “para lograr un desarrollo sostenible es fundamental que la población humana, especialmente la joven, posea conocimientos básicos en materia de ciencia y tecnología”, y se instó a los gobiernos y a los grupos especializados de los sectores público y privado a revisar la educación con miras a instaurar una instrucción científica y tecnológica elemental para todos.

Por su parte, en la Conferencia Mundial sobre la Ciencia (Budapest 1999), se concertó un nuevo contrato social para la ciencia en el Siglo XXI, determinándose las medidas que habrán de adoptarse para reaccionar ante las expectativas sociales y los desafíos que plantea el desarrollo humano y social.

El nuevo compromiso definió varios temas centrales entre los que figura “la necesidad de mejorar, reforzar y diversificar la enseñanza de la ciencia, formal y no formal, en todos los niveles y para todos los sectores, y de integrar la ciencia en la cultura general, poniendo de relieve su contribución a la formación de un pensamiento crítico y abierto al mejoramiento de la capacidad de la gente para hacer frente a los retos que plantea la sociedad moderna”. También se planteó que es menester eliminar todo obstáculo discriminatorio que impida una participación equitativa en la ciencia y tomar medidas positivas para integrar plenamente a la mujer en la ciencia” (UNESCO 2001). Finalmente, en su mensaje al mundo, la 47va Conferencia Internacional de Educación (Ginebra 2004), cuyo objetivo principal era de promover una educación de calidad para la juventud, reconoce que “la situación de la educación para jóvenes es particularmente dramática en muchísimos países en desarrollo. Que en estos los sistemas educativos continúan siendo inadaptados a las necesidades de la juventud y de la sociedad en general”. Y entre sus recomendaciones enfatiza que es fundamental “asegurar que toda gente joven adquiera las competencias necesarias para una autonomía personal y ciudadana, para integrarse al mundo del trabajo y a la vida social, con el fin de respetar su identidad, apertura al mundo y la diversidad social y cultural”. Tambíen reconoce que sólo a través de nuevas y eficientes alianzas se podrá encontrar soluciones que respondan con eficacia a las necesidadas de la juventud actual y del futuro, así como para mejorar la calidad de su educación (UNESCO 2004).

7. ¿ Cuáles medidas prácticas habría que tomar? Casi todas las recomendaciones coinciden en que la ECT es el principal medio para solucionar el problema. Coincidentemente, en los últimos dos foros de la juventud realizados en Paris (2003), Barcelona (2004) lo que más reclamaron los jóvenes fue precisamente participación activa en la planificación y ejecución de su propria educación, sea cual sea el campo específico. En el caso de la ECT, ya sabemos que este enfoque educativo es capaz de proveer los conocimientos básicos necesarios, desarrollar valores y actitudes, así como habilidades y destrezas, creatividad, pensamiento crítico y comportamientos en el individuo que le permitan desenvolverse con éxito en la sociedad. Así que es, sin dudas, un campo propicio para la participación juvenil en la planificación de los procesos de enseñanza y aprendisaje.

Pero en la práctica esto implica “una reforma sistémica de la educación que genere una nueva política y forma de planificar el currículo, nuevas formas de enseñanza, capacitación docente, nuevos métodos y técnicas de evaluación y nuevos materiales didácticos. El proceso debería ir aún más allá de la educación formal para involucrar a instituciones y personas que tengan algo que aportar al mismo. Por ejemplo, las universidades e institutos, la empresa privada e industria, los medios de comunicación, los zoológicos y museos, las librerías, las ONGs y cualquier otro agente potencialmente educativo de la comunidad (UNESCO 1992 ; OECD 1996)”.

Los contenidos deberán enfocarse en situaciones de la vida real que tengan incidencia sobre el desarrollo, el medio ambiente o la calidad de vida de los alumnos y población en general. Métodos prácticos como el estudio de casos, la investigación-acción, el desarrollo de proyectos, talleres de creación e invención, juegos científico-tecnológicos, etc, deberán tener preponderancia sobre las clases teóricas de transmisión pasiva de conocimientos, porque estas actividades son de logro. Y el logro de resultados útiles y palpables es motivo de satisfacción, orgullo y motivación en los jóvenes.

Estas actividades deberán planearse y desarrollarse de manera tal, que por un lado aseguren el aprendizaje de algunos conceptos y procesos científico-tecnológicos básicos o deseados; pero al mismo tiempo, y esto es esencial, desarrollar las nociones y destrezas que le serán útiles al alumno en el presente y futuro. El estímulo a la libre participación, al desarrollo de la creatividad y el aprovechamiento de vivencias significativas de los alumnos deberán ser pilares fundamentales del proceso (Hall 1998).

Respecto al educador, sea de un sistema formal o no, necesitará capacitación en servicio para actualizar y reforzar sus conocimientos y habilidades en este campo y, sobre esta base, deberá comprender que tiene al menos tres nuevas tareas a cumplir :

a) Involucrar a los alumnos en sesiones de selección, discusión y planificación de temáticas y actividades de enseñanza y aprendizaje con el fin de asegurar que el desarrollo de estas será relevante e interesante para ellos mismos.

b) Basar la enseñanza en hechos y fenómenos de la vida cotidiana, sea local, nacional o internacional, especialmente aquellos que más inciden sobre la calidad del medio ambiente, la calidad de vida del alumno y de la población en general.

c) Tratar de convencer al alumno, mediante experiencias prácticas y útiles, de que aunque no vaya a ser científico o tecnólogo en su vida adulta, sus nociones básicas en estos campos podrán ayudarle a juzgar su entorno correctamente y prevenir o resolver numerosos problemas de la vida cotidiana.

7. ¿ Cuál es la acción de la UNESCO ?

El programa de Educación en Ciencia y Tecnología de la UNESCO trata de atender varias necesidades de los países en este campo. Por ejemplo, desarrolla acciones para la capacitación de decisores en políticas y programas, para la adecuación de políticas y programas nacionales, para el intercambio de informaciones y experiencias entre las países, etc. Pero también ha lanzado una iniciativa dirigida especialmente a los jóvenes. La misma incluye la promoción y apoyo de actividades a nivel regional y nacional como las siguientes :

7.1 Ferias científico-tecnológicas

Esta actividad permite a los jóvenes mostrar su talento y creatividad científica y tecnológica a través de la realización y exposición de proyectos de investigación, experimentación y acción. Se realiza en más de 40 países todos los años. En marzo de este año, se organizó una feria regional para Asia y el Pacífico en Malasia, en cooperación con el Centro Regional para la Educación en Ciencias y Matemáticas (RECSAM). Participaron más de 150 jóvenes procedentes de 19 países. La próxima feria se realizará en América Latina y el Caribe, posiblemente en Cuba en el 2006.

7.2 Cómo trabajan los científicos y tecnólogos en mi país

Esta actividad promueve la visita de pequeños grupos de jóvenes al lugar de trabajo del científico o tecnólogo. Este les muestra y explica lo que hace, cómo lo hace, por qué y para qué lo hace; Además, permite cierta manipulación de sus aparatos e instrumentos de trabajo por parte de los jóvenes.

7.3 Campamentos científico-tecnológicos

Consiste en la organización de reuniones, tipo seminarios-taller, de jóvenes, preferentemente en el campo y en presencia de algún hecho o fenómeno de interés científico-tecnológico, para observar, analizar, discutir y sacar conclusiones basados en criterios científico-tecnológicos. En el presente año el proyecto se desarrolla en  África con la participación de 11 países.

La iniciativa también estimula a los países para que a nivel de centros educativos se reactiven los clubes de ciencia y tecnología y las prácticas de laboratorio.

OTRAS INICIATIVAS

a) Programa de Reconocimientos y Premios

Como parte de su política de estímulo al desarrollo de la investigación en ciencia y tecnología, la UNESCO tiene establecido algunos reconocimientos especiales tales como los siguientes premios internacionales :

– El Premio Kalinga : reconoce al mejor trabajo en ciencia y tecnología dirigido al público en general.

– El Premio de Ciencia de la UNESCO : reconoce al mejor trabajo individual o grupal que contribuya al desarrollo científico y tecnológico de un país en desarrollo.

– El Premio Carlos J. Finlay : reconoce al mejor trabajo científico en el campo de la microbiología.

– El Premio Javed Husain : reconoce el mejor trabajo de investigación en ciencias básicas o aplicadas realizada por científicos menores de 36 años de edad.

– El Premio Sultan Qaboos : reconoce a la mejor contribución científica o tecnológica en la conservación del medio ambiente.

– La Medalla UNESCO–Instituto Pasteur : reconoce a la mejor contribución al desarrollo del conocimiento científico en beneficio de la salud humana.

– El Premio UNESCO–L’OREAL: premio al mejor trabajo científico realizado por mujeres científicas.

b) Programa de Becas

Se ofrecen tres tipos de Becas :

– Becas de apoyo a las areas prioritarias del programa de UNESCO : para candidatos graduados o de post-grado. Estas becas tienen una duración de 6 meses.

– Becas co-financiadas : para estudios en cualquiera de las áreas de UNESCO (Educación, Ciencia, Cultura o Comunicación). Existen convenios con países como Cuba, Israel, Italia, Japón, Korea, Polonia, Egipto etc

– Becas co-financiadas exclusivamente para estudios en ciencias naturales y tecnología : hay convenios de co-financiamiento con países como la China, la República Checa, Israel, Japón etc.

La información sobre cómo acceder a estos servicios se encuentra en el sitio-web de la UNESCO en las secciones de “Premios y Celebraciones” y ” Becas” respectivamente. El sitio-web es : http://www.unesco.org

c) Programa de Participación

Este programa consiste en un fondo especial para financiar proyectos relativos a la educación, la ciencia o la cultura. Los países pueden presentar proyectos a la Organización a través de las respectivas Comisiones Nacionales de Cooperación con la UNESCO.

Fuente: Fundación ELIC.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s