Alertas/Mundo/Personajes/Salud

El presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim y el Papa Francisco acordaron analizar esfuerzos conjuntos para poner fin a la pobreza extrema

Papa Francisco y Presidente del Banco Mundial 2013

Roma, 28 de octubre de 2013. Tras una reunión de 20 minutos, el Papa Francisco y el presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, acordaron analizar diversos modos de trabajar juntos para poner fin a la pobreza extrema.

“Estoy muy agradecido por este encuentro con el Santo Padre. Me sentí muy motivado por su pasión y su compromiso de ayudar a los pobres, los enfermos y los que tienen hambre”, dijo Kim. “Hablamos sobre cómo podríamos trabajar junto con los líderes religiosos para hacer efectiva una opción preferencial por los pobres, a fin de que tengan más oportunidades y más justicia”.

El Presidente del Grupo del Banco Mundial agradeció al Papa Francisco por las enérgicas declaraciones en las que alienta el servicio humilde a los menos afortunados, así como por su apoyo a una mejor educación, mejor atención médica, protección ambiental y empleos con salarios justos que ayuden a los pobres a salir de la pobreza.

“En el Grupo del Banco Mundial nos hemos fijado el objetivo de poner fin a la pobreza extrema en menos de una generación y de impulsar la prosperidad compartida para el 40% más pobre de la población de los países en desarrollo”, señaló Kim. “El Papa Francisco y yo estamos de acuerdo en que aliviar el sufrimiento de más de 1000 millones de personas y poner fin al escándalo de la pobreza constituye un imperativo moral urgente. Compartimos la visión de un mundo con más compasión hacia todos los necesitados”.

Durante su visita, también se reunió también con monseñor Dominique Mamberti, secretario para las Relaciones con los Estados, con quien habló sobre cómo lograr una colaboración más estrecha entre la Iglesia y el Grupo del Banco Mundial.

El Papa Francisco nos une a todos con la claridad moral de su mensaje sobre la pobreza, dijo Jim Yong Kim.“Debemos abordar las causas profundas de la pobreza dando acceso a la educación, a la atención médica y a buenos empleos y beneficiando a las mujeres, a los jóvenes y a quienes en el pasado se vieron privados de oportunidades”.

Fuente: Prensa World Bank.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s