Alertas/Diversos/Latinoamérica

Ministerios de Cultura, Comercio Exterior y Turismo el World Monuments Fund Perú y el Patronato del Rímac en Alianza Público-Privada para poner en valor la histórica Quinta de Presa

El inmueble, declarado monumento histórico desde 1972, será incorporado al circuito turístico y cultural de Lima y del distrito del Rímac, bajo un nuevo modelo de gestión.

La Quinta de Presa, un monumento histórico único por su arquitectura y diseño, será finalmente puesta en valor y podrá integrarse a la oferta cultural y turística de Lima y del distrito del Rímac, gracias a una alianza público-privada en la que participan el Ministerio de Cultura, el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, el World Monuments Fund Perú y el Patronato del Rímac.

Este convenio, que abre la puerta a una nueva manera de gestionar el inmenso patrimonio monumental de nuestro país, fue suscrito por las titulares de Cultura, Diana Alvarez-Calderón Gallo; y de Comercio Exterior y Turismo, Magali Silva Velarde-Álvarez; la Vicepresidenta del World Monuments Fund Perú, Martha Zegarra; y el presidente del Patronato del Rímac, Ludwig Meier.

Quinta Presa Convenio

En virtud del acuerdo suscrito, se pondrá en marcha un proyecto de restauración y puesta en valor, financiado con fondos del Plan Copesco Nacional. El World Monuments Fund Perú se encargará de los estudios técnicos, entre los cuales se encuentran el estudio para determinar el nuevo uso y sostenibilidad del monumento, así como el expediente técnico de la obra, a fin de garantizar que la intervención se ejecute con los más altos estándares de calidad en conservación de monumentos.

Una vez que haya recuperado su esplendor, el Ministerio de Cultura cederá la administración y mantenimiento del inmueble al Patronato de Rímac. De este  modo, la recuperación de  la Quinta de Presa se convierte en un ejemplo emblemático de cómo el sector público y privado pueden unir esfuerzos para la recuperación de nuestro patrimonio con fines culturales y turísticos en nuestro país, en beneficio de la población.

Destacan alianza público-privada 

La Ministra de Cultura, Diana Álvarez Calderón, manifestó que la suscripción de esta alianza pone en evidencia que es posible generar un nuevo paradigma en la gestión del  inmenso e invaluable patrimonio monumental de nuestro país, a través de la generación de alianzas entre los actores privados y el Estado.

“La Quinta de Presa recuperará su esplendor, el cual ha permanecido escondido durante muchos años en nuestra ciudad y que ha resistido los embates del transcurso del tiempo y de la modernidad; a pesar de lo cual, ha preservando su arquitectura y diseños únicos”, enfatizó.

Por su parte, la Ministra de Comercio Exterior y Turismo, Magaly Silva, Velarde-Álvarez, expresó que espera que “la puesta en valor de la Quinta de Presa permita que los 1,5 millones de turistas que llegan hasta Palacio de Gobierno crucen el Puente de Piedra,  disfruten de un nuevo espacio urbano y turístico y se animen a permanecer un día más en nuestra ciudad”. “El espacio urbano recuperado permitirá, a su vez, volver a tener actividades y empleos tradicionales, como artesanías, gastronomía y música”, agregó.

A su turno, la Vicepresidenta del World Monuments Fund Perú, Martha Zegarra, señaló que este acuerdo concreta una iniciativa que se inició hace dos años. Destacó que la recuperación sostenible de la Quinta de Presa, recientemente incluida en el Programa World Monuments Watch, se transformará en un motor de desarrollo del Rímac y su gente.

“El proyecto es integral y modelo para recuperar nuestro patrimonio. La puesta en valor del Rímac incluye educación en patrimonio, seguridad, movilización del barrio y finalmente el mercadeo del distrito. Será el desarrollo de mayor impacto en Lima”, destacó Ludwig Meier, presidente del Patronato del Rímac.

La Quinta de Presa, ubicada en el antiguo barrio de Malambo, dentro del perímetro del Centro Histórico de Lima declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es un singular ejemplo de villa de campo limeña que data de mediados del siglo XVIII.

Actualmente, el inmueble es de propiedad del Ministerio de Cultura y comprende un área total de 4.756 metros cuadrados y una superficie techada de 2.406 metros cuadrados. Destaca por su arquitectura de estilo rococó tardío y su diseño exquisito. Hasta fines del siglo XIX, fue propiedad de la familia Carrillo de Albornoz. Luego pasó por varios propietarios, hasta que en 1920 fue adquirida por el Estado, que la destinó a diversos usos. En 1972, la Quinta de Presa fue declarada Patrimonio Histórico, y su plazuela, Ambiente Urbano Monumental.

Fuente: Ministerio de Cultura de Perú, Comunicaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s