Alertas/Mundo/Salud

Hallan en Cuba nueva cepa del VIH y la nueva medicina hacia tratamiento prolongado

investigan cepa VIHUn equipo de científicos belgas y cubanos detectó en la isla una nueva cepa del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) que desarrolla el sida con mayor rapidez que el resto de los subtipos identificados hasta ahora, informó este miércoles una experta local.

La nueva cepa de VIH fue descubierta por científicos del Instituto de Medicina Tropical (IPK) de La Habana y de dos universidades de Bélgica, luego de que los médicos de ese centro cubano observaran que algunos pacientes con VIH evolucionaban más rápidamente a sida que otros, señaló la televisión local, citando a expertos de ambos países.

Este estudio muestra por primera vez la asociación de una variante de VIH que circula en Cuba, que se llama CRF19, con la rápida progresión a sida, declaró a la televisión Vivian Kourí, la viróloga del IPK, que participó en la investigación.

Kourí precisó que la nueva variante de VIH, que puede desarrollar sida en menos de tres años –lo habitual es que esto suceda entre ocho y 10 años–, es la tercera en frecuencia en su país y afecta entre 17 y 20 por ciento de los infectados con ese virus.

La televisión subrayó que la rápida progresión a sida de la nueva cepa incrementa el riesgo de que los pacientes enfermen incluso antes de saber que están infectados.

No obstante, Kourí explicó que ninguno de los infectados con la cepa CRF19 ha presentado una resistencia mayor al tratamiento con medicamentos retrovirales y que tienen “la misma posibilidad de que esa terapia sea efectiva.

En Cuba, con una población de 11.1 millones de habitantes, se han diagnosticado como seropositivos casi 22 mil personas desde que se reportó el primer caso de sida 1986, y más de 18 mil aún viven, según la televisión local.

En tanto, en París, una sustancia contra el sida desarrollada por un equipo estadounidense resultó eficaz varios meses en monos y abre la perspectiva de un tratamiento de efecto prolongado contra el VIH, anunció este miércoles la revista Nature.

Hemos desarrollado un inhibidor muy poderoso y de espectro muy amplio que actúa sobre el VIH-1, es decir, el principal virus del sida presente en el mundo, explicó Michel Farzan, uno de los investigadores que dirigieron los experimentos.

La sustancia desarrollada es el fruto de varios años de investigación realizada principalmente por el Intituto de Investigación Scripps, centro sin ánimo de lucro con sede en Florida y financiado por el instituto público de investigación estadunidense especializado en enfermedades infecciosas (NIAID).

Este compuesto, denominado eCD4-Ig, ofrece una muy, muy fuerte protección contra el VIH, explicó Farzan, basándose en un experimento realizado con monos y descrito en la revista británica Nature.

La experimentación realizada con macacos mostró que la sustancia, inyectada una sola vez, es capaz de proteger por lo menos ocho meses del equivalente del sida para los simios.

Para garantizar el efecto prolongado, el eCD4-Ig fue asociado a un virus adeno-asociado, inofensivo, pero capaz de introducirse en las células y hacerles fabricar indefinidamente la proteína protectora capaz de crear un efecto antisida de larga duración.

Tras ser tratados con ese coctel, los macacos fueron sometidos a dosis de la versión simia del virus del sida (SHIV-AD8). Ninguno de los animales desarrolló la infección, contrariamente a los monos no tratados con eCD4-Ig y utilizados como testigo.

Protección de por lo menos 34 semanas

Los resultados publicados el miércoles en Nature muestran una protección eficaz al menos 34 semanas, aún en presencia de dosis de SHIV cuatro veces superiores a las que fueron suficientes para infectar a los macacos testigos.

La experimentación será presentada en la gran conferencia anual sobre retrovirus e infecciones oportunistas, programada en Seattle (Estados Unidos), del 23 al 26 de febrero.

Demostraremos que estos macacos siguen estando protegidos contra dosis de 8 a 16 veces superiores a la infecciosa, más de un año después de su tratamiento, precisó Farzan.

Por supuesto, necesitamos hacer nuevos estudios tanto en los macacos como en los humanos, antes de comenzar ensayos a gran escala, insistió Farzan.

Desde 1981, unos 78 millones de personas se han infectado con el VIH, que destruye las células del aparato inmunológico y deja el cuerpo expuesto a tuberculosis, neumonía y otras enfermedades.

Los medicamentos antirretrovirales desarrollados a mediados de los años 90 pueden tratar la infección, pero no logran curarla ni prevenirla.

El tratamiento es de por vida y tiene efectos secundarios. Para muchos sistemas de salud, el costo de las terapias se ha vuelto muy importante y pesa de manera considerable en los presupuestos.

Fuente: AFP, Agencia de noticias France-Presse 

Opinión Prensarte: Bienvenidos todos los estudios serios. Los pacientes no deben dejar los tratamientos actuales, la alimentación balanceada, las conductas sexuales monógamas, la actividad física y en el comando de su ser, su espiritualidad y mente positiva. Mente sana, en cuerpo sano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s