Alertas/Ambiente

El avión solar que vólo por primera vez

El Solar Impulse 2, el primer avión que se alimenta con energía solar, voló poco después del amanecer desde Abu Dabi para dar la vuelta al mundo. El avión, que funciona sin combustibles fósiles y está impulsado por más de 17 mil células solares (cada uno tan fino como un cabello humano) colocadas en los 72 metros de ala, viajará 35 mil kilómetros para dar la vuelta a la tierra, informa La Vanguardia. Estas células y las baterías de iones de litio de alta densidad energética le permitirán resistir el vuelo.

avión solar fuselajeEl fuselaje está fabricado con una técnica especial para tratar fibra de carbono, que además cubre el aparato en láminas tres veces más ligeras que el papel. Para completar el aparato, cuatro motores ultra-ligeros son los encargado de impulsar el avión, un 90% más eficientes que los motores térmicos convencionales,.

Con la ayuda de materiales de alta tecnología e impulsado únicamente por energía solar, el aeroplano futurista Solar Impulse ha iniciado un viaje sin precedentes alrededor del mundo. Los detalles de este viaje histórico fueron revelados el pasado mes de Enero en Abu Dabi por Bertrand Piccard y André Borschberg, promotores del proyecto y pilotos de la aeronave, que ha partido de esta ciudad del golfo Pérsico. La aeronave es especialmente ligera y energéticamente eficiente gracias al empleo de numerosos productos y soluciones innovadores de Bayer MaterialScience, entre los que destaca un nuevo material aislante para la cabina extraordinariamente eficaz. El avión Solar Impulse 2 puede volar las 24 horas del día sin consumir ni una gota de combustible.

Pilotado por el suizo André Borschberg y Bertrand Piccard, el viaje del Solar Impulse 2 se prevé que dure cinco meses y aterrice el próximo agosto en Abu Dabi. La primera etapa tiene previsto finalizar en Mascate, la capital de Omán. Según informa La Vanguardia, el aparato pesa 2,3 toneladas y volará a una altura máxima de 8 mil 500 metros, a una velocidad de entre 50 y 100 kilómetros por hora.

Además de suponer un hito científico, el lanzamiento del Solar Impulse 2 quiere transmitir un mensaje político de lucha contra el cambio climático y el calentamiento global. “El cambio climático ofrece una oportunidad fantástica para llevar al mercado nuevas tecnologías verdes”, lo que, asegura Piccard, ayuda a preservar los recursos naturales y apoyar el crecimiento de la economía, creando, a su vez, empleo, informa La Vanguardia.

Entre los materiales utilizados en su fabricación se encuentra Baytherm Microcell, una espuma aislante de poliuretano cuyo rendimiento es un diez por ciento superior al de los materiales estándar que se utilizan actualmente para el aislamiento. En esta aeronave resulta particularmente importante contar con un aislamiento de alta eficiencia, puesto que será necesario hacer frente a importantes oscilaciones térmicas, desde los 40°C bajo cero durante la noche hasta los 40°C grados durante el día.

Fuente: CompromisoRSE y Cop20.pe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s