Alertas/Campañas acción/Latinoamérica

¿De qué modelo estamos hablando en el devaluado panorama de partidos peruanos que incumplieron sus promesas?

Elecciones Presidenciales 2016Fuente: del reconocido físico peruano modestomontoya.me

En el marco de las elecciones generales 2016 (en Perú), los medios masivos de comunicación se preocupan por el modelo en que viven los peruanos. ¿A qué modelo se refieren?

Las AFP confiscan legalmente parte de las remuneraciones de los trabajadores y se niegan a devolverles cuando éstos necesitan su dinero.

El Estado prácticamente ha abandonado la educación estatal. Las universidades estatales tienen una infraestructura lamentable y sus profesores con maestría reciben una “remuneración” de 400 dólares, la mitad de lo que gana un policía que ha necesitado solo dos años de preparación.

Ante falta de oportunidades, los jóvenes profesionales abandonan el país, con lo que se pierde los talentos necesarios para el crecimiento del país, más allá de lo que permite la exportación de minerales.

Niños alto-andinos que solo pueden alimentarse de trigo y papas, que solo les permitirá sobrevivir, un metro y medio de talla y cerebro sin alcanzar su potencial.

Hay comunidades que beben agua contaminada por empresas que explotan irresponsablemente los recursos naturales.

Estas realidades son solo algunas manifestaciones del modelo en el que vivimos. No creo que haya un peruano de buena voluntad que apueste por este modelo.

En general, los partidos que gobernaron (en Perú) incumplieron sus promesas.

Como lo dijimos hace cuatro meses, los candidatos ampliamente conocidos (por su respectivo ejercicio de gobierno o apoyo a uno de ellos, o su continua presencia en los medios de comunicación) aproximadamente han llegado a su máxima carga electoral.

Esta tesis se comprueba en Abril, en la medida de que los partidos conocidos (aunque hayan cambiado de nombre o se pongan en alianza) tienen aproximadamente la misma carga electoral que hace cuatro meses.

Los que han incrementado su carga electoral son los partidos nuevos sin experiencia de gobierno. Los partidos nuevos que presenten afinidades con los con los anteriores tienen poca chance de obtener mayor carga electoral. Esto es debido a que el electorado preferirá al original, salvo que intervenga el factor juventud.

Un caso de estudio es el Partido Nacionalista, el que perdió a los decepcionados electores que le permitieron pasar a la segunda vuelta en las elecciones anteriores. Los pocos que supuestamente se añadieron con su voto en la segunda vuelta, previo cambio de programa, son simpatizantes de los otros autores de ese cambio, con cuyos militantes gobernó. Como resultado perdió a sus electores y los otros lo abandonaron.

Las elecciones recuperarán su mayor valor cuando los partidos empiecen a cumplir sus promesas electorales. Como se sabe, en ciencia y tecnología, Ollanta prometió impulsarlas a través de un ministerio y una carrera del investigador para que los egresados de ciencia e ingeniería no tengan que emigrar. Hoy, si una científico o ingeniero del mayor nivel imaginable quisiera trabajar en una universidad estatal solo podría percibir una remuneración cercana al sueldo mínimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s