Alertas/Mundo/Salud

Estoy seguro que en el futuro el cáncer será como la gripe: Raymond McCauley, Director Biotecnología en Singularity University

Raymond McCauley, Director Biotecnología en Singularity UniversityFoto: cienciactiva.gob.pe

Fuente: Diario peruano El Comercio.

‘Soy un buen científico, pero me importa más ser el mejor padre para Harlam y Trent’. Nací hace 50 años en Texas. Estudié Ingeniería Eléctrica, Biofísica, Bioquímica y Nanotecnología en las universidades de Texas A&M, Stanford y California.

Raymond McCauley es el encargado del departamento de Biotecnología en la Singularity University, creada por Google y la NASA, entre otras instituciones, y con sede en Silicon Valley. Estuvo en Lima para participar en la ceremonia de reconocimiento a Nohelia Merino y Benito Juárez, ingenieros peruanos becados por Cienciactiva para estudiar en la Singularity University.

¿Se ha dedicado a investigar cómo la tecnología impacta nuestras vidas. ¿Cómo impactó en la suya?
A los 21 o 22 años me detectaron cáncer en el sistema linfático, tenía 1 de 3 oportunidades de vivir. Pasé los tratamientos y la mamá de mi novia, que era enfermera, me ayudaba a conseguir medicinas; pero había leído los libros de esa época y todos decían que estaría muerto en poco tiempo. El mismo cáncer ahora tiene el 80% de oportunidades de sobrevivir. Es un gran ejemplo de cómo la tecnología hace que eso pase de ser algo que seguramente te matará a algo que probablemente sobrevivirás. Estoy seguro de que en el futuro el cáncer será como la gripe. Tendrás que medicarte, probablemente ir al hospital, pero si es detectado temprano estarás bien. 

¿Cuál es el gran reto?
Son muchos. Debemos encontrar la forma de que la gente siga pensando como niño por más tiempo. Que mantenga esa curiosidad hasta los 20 o 30 años. Si no lo hacemos, si seguimos trabajando en la “opción más segura”, no podré usar el iPad 27 a los 70 años porque el Alzheimer me lo impedirá. Si cambiamos ese pensamiento, si decidimos arriesgar, descubrirán la cura para todo y todos podrán celebrar los 120 años de sus abuelos yendo a surfear con ellos [risas]. 

Fue uno de los fundadores de BioCurious, una plataforma que busca democratizar la información sobre tecnología. ¿Por qué hacer eso?
Porque todas las grandes preguntas de los próximos años incluirán sistemas complejos que se responderán de forma interdisciplinaria y nosotros como ciudadanos estamos obligados a saber qué vamos a permitir y qué no. Si no lo hacemos, solo escucharemos a un tipo y esa no es una buena forma de llevar adelante a una sociedad. Vivimos en el futuro, casi todo es posible ahora.

¿Como desarrollar la siguiente generación del ADN? Usted fue parte del equipo que lo logró.
Sí. Entré a Illumina como ingeniero, cuando llegué llevaban cerca de 13 años trabajando en ese proyecto y habían tenido fallas, por lo que muchos desconfiaban sobre si funcionaría. De repente todo les comenzó a funcionar y tuve que ayudar a crear los sistemas de cómputo que usarían para el estudio de las reacciones e interfaces químicas y diferentes análisis. Cuando llegué invertían US$100 millones en secuenciar el genoma humano, después de un par de años el costo bajó a US$1 millón y antes de irme costaba 10 mil o 20 mil dólares. Nadie creía que la tecnología avanzaría tan rápido y es algo que hasta ahora nos sorprende. 

¿Cuán importante es para un inventor equivocarse?
Generalmente, los errores son mejores que los aciertos. Es muy raro que alguien llegue con un gran invento en la cabeza, lo haga y salga todo bien. Los grandes inventos y descubrimientos vienen de alguien que antes destruyó o explotó algo.

¿Cuán difícil es que algo le sorprenda ahora?
Me gusta pensar y anticiparme a cómo será el próximo invento, generalmente acierto pero aún me sorprendo constantemente. En especial con lo rápido que las cosas se desarrollan. Algo que pensaba que saldría en 20 años sale en cinco o quizás ya lo están anunciando.

 Usted prácticamente vive en el futuro…
Cuando era un niño amaba la ciencia ficción y moría por ver todas esas cosas pasar. Ahora puedo decir que estoy cerca de gente que inventa las cosas que leía o veía en TV. Lo más difícil ahora es describirle a mis hijos cómo será todo en el futuro. Cuando yo era pequeño sabía que crecería, iría a la escuela, conseguiría un buen trabajo. Ahora no sé cuán valido es eso, hay quienes no van a la escuela y tienen un negocio, otros son superinnovadores y ellos construyen el futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s